Con un gran abrazo, Marco Aurelio Arias se despide de la FLA