Escándalo de Odebrecht saca del juego a Zuluaga

Desde el pasado lunes, cuando el fiscal Néstor Humberto Martínez confirmó que Odebrecht sí le pagó 1,6 millones de dólares al publicista Eduardo Mendonça por una asesoría a la campaña de Óscar Iván Zuluaga, en el Centro Democrático empezaron a contemplar la posibilidad de sugerirle que retirara su precandidatura y se concentrara en la defensa.

Ante esas versiones, Zuluaga le dijo ese día a EL COLOMBIANO que no había recibido información al respecto de parte del CD y el propio director del partido, Fernando Londoño, la desmintió.

Aunque Zuluaga le dijo a este diario que no había recibido noticias al respecto, ayer, luego de varias horas de reunión en la finca del expresidente Álvaro Uribe, en Rionegro, el excandidato presidencia informó a través de un comunicado que aplaza su precandidatura presidencial, hasta que se esclarezca la participación de Odebrecth en el pago a Mendonça.

“La mía fue una campaña honorable; estoy a disposición de las autoridades competentes para dar cuenta de todas mis actuaciones, como he hecho siempre en mi vida pública. Hoy mi prioridad es la tranquilidad y el buen nombre de mi familia, por encima de toda consideración política”. Agregó que seguirá trabajando por la unidad del CD.

Guerra, nueva precandidata

Anticipándose a los hechos, Uribe llamó el pasado domingo a la senadora y exministra María del Rosario Guerra, para invitarla a ser precandidata presidencial. Guerra le confirmó a EL COLOMBIANO que ayer en la mañana también se reunió con el expresidente y aceptó esta postulación. “Seguiré adelante para construir partido, trabajar con todos y tratar de que este proceso de precandidaturas sea un éxito para el Centro Democrático”.

Sobre el retiro de Zuluaga, dijo que fue una buena decisión porque él hoy tiene la documentación para demostrar que la vinculación de Mendonça fue correcta. No se le puede apartar de este proceso a una persona que le ha servido tanto al partido y tan comprometida con el país”.

Guerra es economista de la Universidad del Rosario, de la que fue vicerrectora. Hizo dos máster en Administración Pública y Economía Agrícola en Estados Unidos, fue directora de Colciencias y ministra de las TIC entre 2006 y 2010.

Silencio en otros partidos

Este diario contactó a los senadores Horacio Serpa, director del Partido Liberal; Armando Benedetti, director del Partido de La U; Jorge Robledo, candidato del Polo Democrático, y a Claudia López, precandidata de la Alianza Verde, pero ninguno quiso opinar sobre la decisión que tomó Zuluaga.

Los demás precandidatos del CD se mostraron fraternos. “Solidaridad y respeto a la decisión del doctor Zuluaga. Deseo que salga adelante de estas dificultades”, respondió el senador Iván Duque.

Por su parte Carlos Holmes, fórmula vicepresidencial de Zuluaga en 2014, expresó que la decisión del dirigente evidencia sus altas condiciones personales y políticas. “Lamento esa decisión, porque su participación en este proceso político es fundamental para el país y para el CD; no obstante, comprendo sus razones”.

“Renuncia es definitiva”

Liliana Gómez, docente de Comunicación Política de la Sergio Arboleda, dijo que no cree que se trate de un aplazamiento, como lo mencionó Zuluaga, sino que es definitiva su salida. “Uribe ya le retiró su apoyo y en la lucha anticorrupción del CD hay que estar lejos de los investigados”. Agregó que, por el momento, el CD se queda sin candidato fuerte para 2018 y que Uribe le coqueteará a Alejandro Ordóñez y a Germán Vargas.

Para Olga Illera, decana de Política de la Jorge Tadeo, la financiación de la campaña y el hacker generaron dudas sobre su imagen. “Aún no tienen un candidato de perfil nacional”.

Ólmer Muñoz, docente de Política de Bolivariana, afirmó que el CD deberá sacar ahora un candidato fuerte. “La puja entre Duque y Guerra será importante. Ambos son idóneos y con preparación para enfrentarse a unas elecciones.

Al respecto Bibiana Ortega, de la Escuela de Política de la Serio Arboleda, sostuvo que Guerra es una mujer preparada, con experiencia en el sector público, “sin embargo, si Luis Alfredo Ramos es absuelto por la justicia, sería el candidato del expresidente Uribe .