Incertidumbre por fuego en Malvinas

El incendio que arrasó, la madrugada del lunes, el sector Las Malvinas, de la Central Mayorista de Antioquia, en Itagüí, dejó en evidencia la incertidumbre de los dueños de los negocios de legumbres y frutas, por la posible venta del bloque y la informalidad que se presentaba en un espacio en el que Municipio de Medellín tiene en alquiler 170 locales de diferentes tamaños.

Según informó Dany Alberto Mariaca, jefe de comunicaciones de la Mayorista, el bloque afectado contaba con 400 locales hechos con un sistema modular.

Nicolás Ríos, secretario de Suministros y Servicios del Municipio de Medellín, dijo que la Administración de la ciudad es propietaria, en la central de abastos, los bloques 26 y 27, que fue el que ardió desde las 12:30 a.m. hasta las 11:00 a.m. del lunes.

El funcionario aseguró que en Las Malvinas (como se conoce popularmente este bloque) la Alcaldía tiene 170 contratos de arrendamiento, “pero la particularidad es que algunos de ellos subarrendaron espacios a otras personas y también hay un tipo de informalidad, porque también había personas que ocuparon en forma irregular ese galpón, por los que sí pueden sumar 400 los negocios”.

En medio de la confusión del incendio, los arrendatarios expresaron su preocupación por el rumor de la venta de este bloque y el 26, tal como ocurrió con el bloque 24.

Ríos recordó que los tres bloques le quedaron al Municipio de Medellín luego de la liquidación de las Empresas Varias, que era propietaria de la plaza y había vendido el resto del lugar.

“Quiero que quede claro que el inmueble no está en proceso de venta y no tenemos ni siquiera los avalúos que se exigen para realizar este proceso, ya que tiene que hacerse con una licitación de una subasta en sobre cerrado, cuya convocatoria se tiene que publicar y al que haga la mejor oferta se le adjudica, pero por el momento este procedimiento, que es obligatorio realizar por ley, no se está llevando a cabo”, enfatizó Ríos.

Pago de arriendo
Aracely Soto tiene un negocio de legumbres, banano y plátano de venta al por mayor y al detal en el puesto 55.

Dijo que le paga el arriendo a “bienes raíces” del Municipio de Medellín, el impuesto de Industria y Comercio a Itagüí y está afiliada a la Cámara de Comercio Aburrá Sur.

Destacó que no le pagan ningún canon a la Central Mayorista de Antioquia, que administra la plaza.

Se lamentó por la difícil situación en que quedaron, porque perdió todo el surtido, avaluado en más de seis millones de pesos. Este local es el puesto de trabajo de ella, su esposo, que tiene más de 40 años en la Mayorista, y sus dos hijos y sus familias.

La comerciante relató que en el bloque se estaban presentado problemas con numerosas conexiones eléctricas para tantos puestos modulares que surgieron, pero llamaban a Empresas Públicas, que mandaba sus técnicos a hacer las reparaciones.

Comentó que no solo los comerciantes, trabajadores y coteros fueron los perjudicados, sino los productores, porque hoy martes estaba esperando tres camiones llenos de plátano y banano que venían de fincas del Suroeste de Antioquia.

Liliana Montoya, quien tiene el local 63 de venta de frutas se lamentaba, porque no solo perdió sus mercancías que había acabado de surtir, sino por la incertidumbre de la situación que se va a presentar con sus tres trabajadores que obtienen su sustento de este negocio.

Ahora espera ayuda de la administración de Medellín y de la Plaza para poder seguir trabajando así sea a la intemperie, mientras se reconstruye el bloque o deciden que va a pasar con él.

Javier Vasco Ortiz, dueño de Megafrutas Las Malvinas, contó que supo del incendio a las 2:30 de la madrugada, cuando lo llamó la dueña de otro local a decirle que el bloque estaba en llamas.

Precisó que perdió canastillas plásticas, básculas, papelería y todo el surtido.

El comerciante dijo que sí había comentarios sobre una posible venta del bloque, pero como inquilino del Municipio de Medellín, oficialmente no le han mencionado este tema.

El incendio que acabó con los 400 locales de Las Malvinas fue de tal magnitud que el negociante Jair Vélez, quien tiene su puesto en las afueras de Las Malvinas, no pudo salvar los mangos que tenía para la venta porque la mayoría quedaron carbonizados.

Al cierre de esta edición, funcionarios de los Municipios de Medellín e Itagüí, la administración de la Mayorista y una comisión de siete comerciantes definían un posible sitio para reubicar los locales.

Artículo e imagen tomados de El Colombiano http://www.elcolombiano.com/antioquia/incertidumbre-por-fuego-en-malvinas-HE6879955