Medellín tiene una guía para afianzar su desarrollo

Reconocer las virtudes de cada una de las comunas y los corregimientos de Medellín, disminuir la informalidad empresarial, apuntar a programas específicos de educación superior de acuerdo a las necesidades de cada zona y atraer visitantes que no lleguen en búsqueda de drogas o de turismo sexual.

Esos son algunos de los objetivos de la nueva política pública de desarrollo económico aprobada por el Concejo de Medellín, que se ejecutará mediante tres líneas fundamentales: mejor productividad, generación de empleo de calidad y competitividad territorial.

Y aunque ya es una medida vigente, aún no está claro cuándo empieza a aplicarse.

María Fernanda Galeano, secretaria de Desarrollo Económico, explicó que la mitad de las empresas (cerca de 92.000) trabajan sin registros en Cámara de Comercio o Superintendecia de Industria y Comercio y, la meta, es lograr formalizar a 2019 al menos 24.000 de ellas.

“La ciudad necesitaba definir una ruta que permita potenciar de mejor manera su crecimiento. Es una herramienta que permitirá trabajar a largo plazo”, comentó Galeano.

Por su parte el concejal John Jaime Moncada, uno de los promotores del Acuerdo 111 de 2017 que permitió la creación de esta política pública, resaltó que fue vital la participación de diversos sectores de la ciudad en la socialización del proyecto y que este servirá para disminuir la brecha de desigualdad en la población de Medellín.

“Participaron al menos 30 gremios, universidades públicas y privadas, el Área Metropolitana y, adicionalmente, se organizarán foros en 2018 para que la ciudadanía conozca mejor qué fue lo que se aprobó”, señaló Moncada.

Turismo y educación

La política también tiene como estrategia atraer visitantes que, con su llegada, generen empleo a personas que se vinculan en la organización de ferias y eventos en Medellín.

La Administración Municipal explicó que a través del turismo y la internacionalización se pueden crear estrategias de cooperación e inversión. Por ejemplo, indicó Galeano, la llegada de estudiantes extranjeros permite hablar de una ciudad que exporta conocimiento.

El concejal Moncada aseguró que dentro de la política pública también se contempló un control más riguroso a los establecimientos, no solo de turismo, sino también de salud, que funcionen en el marco de la ilegalidad.

En el ámbito educativo, el corporado señaló que se han priorizado recursos para otorgar, en 2018, becas en instituciones de educación superior para los estratos 1, 2 y 3.

En total, entre presupuesto participativo y capital ordinario, se destinarán $108.383 millones que permitirán, entre otras cosas, el acceso a educación superior para 9.463 personas.

Implementación

Proantioquia, fundación privada del sector empresarial, participó activamente de los debates y la socialización de la nueva política pública.

Su presidente, Rafael Aubad, destacó que lo más valioso de este acuerdo fue que “logró reunir tanta normatividad en un solo documento”.

Sin embargo, expresó que ahora falta lo más importante: hablar sobre cómo se implementará.

“A veces en nuestro país es difícil pasar del papel a la práctica, en 2018 nos sentaremos entre todos los actores a ver cómo es que vamos a poner a funcionar esta política pública”, dijo.

Extraído de: http://www.elcolombiano.com/antioquia/medellin-tiene-una-guia-para-afianzar-su-desarrollo-XG7899347



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.