Un gabinete para la recta final

El revolcón ministerial estaba previsto para la semana pasada, pero la tragedia de Mocoa obligó a aplazarlo. Se irían Juan Fernando Cristo (Interior), Aurelio Iragorri Valencia (Agricultura), Luis Carlos Villegas (Defensa) y Elsa Noguera (Vivienda).

A lo largo de sus seis años y ocho meses de gobierno, el presidente Juan Manuel Santos ha mostrado que, a la hora de hacer cambios en su equipo ministerial, prefiere trabajar a cuentagotas o hacer enroques, es decir, sacar a un ministro de un lado para ponerlo en otro. Eso sí, siempre ha tratado de mantener intactas las representaciones políticas —otros dirán cuotas burocráticas— de la Unidad Nacional, la coalición partidista que hasta el momento lo ha respaldado en el Congreso y que integran los partidos de la U, Liberal y Cambio Radical, además del apoyo, a veces vergonzante, de los conservadores.

Hoy, a menos de 480 días de terminar su segundo período en el poder y cuando las encuestas muestran el más bajo nivel de aprobación de su mandato, el jefe de Estado se dispone a mover una vez más las fichas de su gabinete, de cara al que debe ser el último envión en la consolidación de las bases del Acuerdo de Paz, que es, quiérase o no, su legado para la historia. Ya no hay capital político para cuidar, pues todo se fue en la negociación con las Farc, pero aun así está obligado a decidir esos cambios estratégicamente, ya que todavía son muchos los compromisos pendientes que dependen de la cohesión de la Unidad Nacional en el Legislativo, cuando ya asoma el proceso electoral de 2018.

Y la “gabinetología”, ese ejercicio tan colombiano de hacer cábalas sobre quién se va a mantener, quién va a salir o quién va a llegar, vuelve a estar a la orden del día. Eso sí, todos saben que cuando de tomar este tipo de decisiones se trata, los criterios del presidente Santos son absolutamente pragmáticos. Hace apenas un mes, indagando sobre la gobernabilidad del mandatario de cara a esta recta final, hubo quienes consideraron que el tema de la paz se estaba agotando y que lo que comenzaría a verse sería a todos los parlamentarios defendiendo su pellejo, una realidad que le dificulta al Ejecutivo mantener alineadas las tropas.

Incluso, un congresista del Partido Conservador, que pidió la reserva de su nombre, habló sin tapujos: “Tiene que darse ya una crisis ministerial que tenga en cuenta a todos los partidos, que tengan representación real, porque el equipo actual no representa a nadie, como ese tal gabinete de la paz, que resultó un fracaso. Nadie quedó contento con eso, nadie representa a nadie. A Cristo no le para bolas nadie”, le dijo a El Espectador. Se refería concretamente a los cambios que se hicieron en abril del año pasado en siete carteras, dándoles participación a todos los partidos que han apoyado la paz.

Precisamente, Juan Fernando Cristo es uno de los nombres que más se mencionan en los mentideros políticos en cuanto a su salida del Ministerio del Interior. De hecho, dicen que en más de una reunión privada él mismo ha dicho que ya se lo notificó al presidente. Aunque es cierto que está estudiando la opción de ser precandidato presidencial en su partido, el Liberal, hay otra razón de peso: no inhabilitar la postulación de su hermano, Andrés Cristo, quien buscaría repetir curul en el Senado. Como se sabe, la Constitución establece como inhabilidad para ser elegido congresista el tener vínculos de parentesco hasta en tercer grado de consanguinidad con funcionarios que ejerzan autoridad civil o política. O sea, el ministro se tendría que hacer a un lado.

Otro que estaría cavilando su salida es el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia, para ser precandidato en la U. Hace apenas unos días, en Cartagena, cuando este diario le preguntó por esa posibilidad, respondió: “Uno en política nunca sabe y no puede decir de esta agua no beberé, porque de pronto se la hacen tragar”. Del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, se dice que su designación como gerente para la reconstrucción de Mocoa, tras la avalancha que destruyó parte de la capital putumayense el pasado 31 de marzo, marca su retiro del gabinete, pues la idea es que se dedique de lleno a esa nueva labor.

Otra que aparece en la lista de los que salen es la ministra de Vivienda, Elsa Noguera, quien se iría a reforzar la inminente campaña del exvicepresidente Germán Vargas Lleras, inicialmente en lo que tiene que ver con la planificación y estructuración de la propuesta política que presentará a consideración de los colombianos. Y después, por qué no, encabezar la lista de Cambio Radical al Senado. Los rumores dicen también que Clara López, ministra del Trabajo, y Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, quienes son vistos como posibles aspirantes a la primera magistratura del Estado, seguirán hasta el final acompañando a Santos.

¿Quiénes llegarían? Muchos nombres se mencionan y se dice que no falta quien se ponga a sonar en los medios de comunicación y en la misma clase política buscando tener una “palomita” que bien sirve para alimentar la hoja de vida, así sea por puro ego. Eso sí, como lo dijo el mismo jefe de Estado en una reciente entrevista con El Tiempo: “Los cambios en el gabinete nunca se anuncian por anticipado”. Pero como de lo que se trata es de hacer cábalas, se habla de que Ricardo Sabogal, actual director de la Unidad de Restitución de Tierras, podría llegar a la cartera de Agricultura, o que Alfonso Gómez Méndez, quien ya fue ministro de Justicia de Santos, reemplazaría a Villegas en Defensa.

Ante la inminente salida de Juan Fernando Cristo, para el Ministerio del Interior suenan tres nombres: Guillermo Rivera, actual viceministro de Relaciones Políticas de esa cartera; Gabriel Silva, exembajador en Estados Unidos y un santista purasangre, e incluso Rafael Pardo, teniendo en cuenta que el llamado Ministerio para el Posconflicto pasó a ser una consejería que, según se dice, será una dependencia del Ministerio del Interior. Mientras tanto los partidos de la Unidad Nacional permanecen a la expectativa y, como dicen algunos en voz baja, tratando de presionar a ver quién se queda con más cuotas en el gabinete.

Artículo e imagen tomados de El Espectador http://www.elespectador.com/noticias/politica/un-gabinete-para-la-recta-final-articulo-689578