María cecilia jaramillo, la dibujante que dejo huella