Llegan los 10 días que encienden la alegría

Si uno sube en estos días desde temprano a la vereda La Palma, de Santa Elena, y da con la parcela de Pastor Atehortúa, se entera de que después de ordeñar la vaca se une a su esposa, Luz Elena Londoño, en las labores florales.

La Feria de las Flores es una cita con la tradición, un homenaje a personajes como los silleteros y su oficio, pero también una oportunidad para conocer otra faceta de la ciudad, una más festiva.

Si uno sube en estos días desde temprano a la vereda La Palma, de Santa Elena, y da con la parcela de Pastor Atehortúa, se entera de que después de ordeñar la vaca se une a su esposa, Luz Elena Londoño, en las labores florales.

En el sembrado tienen gladiolos, cartuchos y agapantos blancos. Los cortan y llevan a casa para dejarlos en baldes con agua, a la sombra, para que se mantengan frescos hasta el otro fin de semana, cuando deben armar la silleta.

Al darse cuenta de esto, por medio de Pastor y Luz Elena o de otros campesinos de Santa Elena, se entiende que ellos representan la vida cotidiana sin maquillajes. Y que cuando desfilan con silletas terciadas a la espalda en la Feria de las Flores no están haciendo teatro, sino paseando la tradición campesina por las calles para que el mundo la vea. Esto solo lo da la fiesta.

La de este año tiene una condición especial: se cumplen 60 años del Desfile de Silleteros, su acto principal y el que le dio origen al certamen.

A simple vista, la Feria es un conjunto de actividades disímiles: desfiles, exposiciones artesanales y de flores, animales y música… Incluso, uno podría agruparla por temas. Plan florido, plan rumbero, plan tradicional, plan deportivo y plan artístico.

Pero, antes de hacerlo, le preguntamos a Andrés Osorio, Administrador de Empresas Turísticas y empleado de Comfama, a qué se debe la variedad de eventos.

“Las ferias son así. Con diversidad de actividades, aunque estas giran en torno a un eje temático; en nuestro caso, las flores”.

Explica que la feria nuestra es atractiva porque muestra las tradiciones. Aprovechando que concurre tanta gente, le suman programas distintos, aunque parezca que no tienen relación directa con las flores.

Plan florido

El plan florido comprende la subida a Santa Elena para acompañar a los silleteros en sus fincas en la elaboración de la silleta, con madera y fibras naturales, así como la decoración de tales armazones con flores de la zona y otras traídas de diversas regiones del departamento y el país.

También está la exposición Orquídeas, Pájaros y Flores, en el Jardín Botánico. Y, por supuesto, el Desfile de Silleteros.

Plan rumbero

Es ideal para los que les gusta el vallenato y la música tropical y parrandera. Para ellos los espectáculos empiezan con el concierto inaugural de Peter Manjarrés, El Combo de las Estrellas, Kevin Flórez, Wilfrido Vargas, Jowell y Randy, que se realiza hoy, en el sector del Obelisco, a las 6:00 p.m.

De ahí siguen muchas actividades, en tablados distribuidos por la ciudad, incluyendo los corregimientos.

Importante mencionar los conciertos de Richie Rey y Bobby Cruz, en el Juan Pablo II, y el Tsunami Vallenato, con Jorge Celedón, Iván Villazón, Peter Manjarrés, Beto Zabaleta, Poncho Zuleta, Hebert Vargas, Farid Ortíz y Jhon Mindiola, en La Macarena.

La Gran Noche Matancera presenta una orquesta que, de acuerdo con Orlando Patiño Valencia, conductor del Una Hora con los Solistas de la Sonora Matancera en Latina Stereo, es hermana de la Sonora. Se llama Lira Matancera y, como su nombre lo advierte, también procede de Matanzas, Cuba. Este concierto será en el Teatro Universidad de Medellín.

Plan tradicional

Tiene que ver más con esas exposiciones de costumbres, como las fondas campesinas que se exhiben en el Aeroparque Juan Pablo II y en Comfenalco de Guayabal, una con el nombre de Fondas de mi Pueblo y otras Fondas de Mi Tierra. La Trova, que tiene un festival.

Ese tinte de añoranza que está presente en el cultivo de las tradiciones se halla en los desfiles de Autos Clásicos y Antiguos y el de Chivas.

El de Autos Clásicos y Antiguos, organizado por el Museo del Transporte y EL COLOMBIANO, se define como un museo itinerante donde autos de colección recorren las calles.

El de Chivas y Flores permite apreciar los coloridos automotores que aún trabajan en transporte de personas y de carga.

Plan artístico

Entre Cuentos y Flores es un festival en que las tradiciones orales y la literatura mundial se transforman en cuento. Es en el Ateneo Porfirio Barba Jacob.

Cine en el Museo de Arte Moderno y La Noche Afro, en el Parque Cultural Nocturno, con los grupos musicales Bazurto All Stars, Rancho Aparte y Sankofa, están entre los eventos artísticos.

Plan deportivo

El plan deportivo tiene algunas ofertas: programación de ciclismo, con la Clásica Feria de las Flores; tenis de mesa, el Raquetón; y torneos internacionales de billar y de ajedrez.

La Feria tiene opciones para todos. Unos se unirán a la celebración en Santa Elena, disfrutando la vida silletera, y otros lo harán desde los tablados, brindando por la ciudad.

Artículo e imagen tomados de El Colombiano http://www.elcolombiano.com/especiales/feria-de-las-flores/llegan-los-10-dias-que-encienden-la-alegria-XH6999011