Medellín apunta a subir en innovación

La apuesta que tiene la capital antioqueña de pasar de invertir 1,81 % del Producto Interno Bruto (PIB) en Actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación (Acti) a una del 3 % para dentro de cuatro años, es el objetivo del Gran Pacto por la Innovación 2017.

Este esquema de ciudad pretende superar la inversión en Acti de 1,14 billones de pesos a una estimada de 2,76 billones de pesos al 2021.

“Esta meta nos permitirá mejorar los indicadores de equidad y distribución de la riqueza, impactando favorablemente los hogares”, comentó Alejandro Franco, director ejecutivo de Ruta N.

Para ello, se requieren estrategias sólidas, coherentes y medibles. De ahí que una de las puntas de lanza sea la generación de confianza del mismo empresario hacia el ecosistema de innovación local.

Sin embargo, este paso requiere algo previo y es la generación de capacidades entre los empresarios, quienes “deben sensibilizarse frente a la importancia del tema y así proceder a invertir en innovación. Hablar es fácil, pero poner dinero para un proyecto innovador no lo es”, apuntó David Sierra, gerente de Proyectos Especiales de Ruta N y director del Pacto por la Innovación.

La confianza está ligada a la formación de capacidades, creer que se puede lograr este objetivo de ciudad, mediante el entrenamiento del talento, con metodologías en innovación, presentación de casos de éxito, eventos de relacionamiento (networking), entre otras herramientas.

El otro frente de trabajo es el acompañamiento en procesos de inversión, o mejor conocido como capital inteligente. Este punto se refiere a las empresas que ya está preparadas para innovar, tiene su metodología y requieren dar el paso, pero les falta el recurso. Así es que se junta dinero con acompañamiento externo, de modo que esos proyectos puedan salir a la luz de forma expedita.

Elementos como estos son los que viene trabajando desde hace tres año el Pacto por la Innovación, estrategia de ciudad que apunta a desarrollar capacidades en innovación. “No queremos ser el nuevo Silicon Valley (ubicado en EE. UU.) No pretendemos copiar otros ecosistemas. Buscamos que nuestras capacidades estén en función de nuestros retos más apremiantes”, resaltó por su parte el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

Estrategias

Más allá de un cuento rosa o de un idealismo de los medellinenses, es cumplir con la hoja de ruta para ellos. Un punto estratégico es fortalecer el esquema de inversionistas, que apalanquen proyectos innovadores de cualquier tipo.

“Tenemos en la ciudad 21 mecanismos de inversión articulados, que suman 250 millones de dólares (dinero disponible para apoyar proyectos), con la meta es llegar a los 1.000 millones de dólares disponibles en cuatro años, detonando más negocios innovadores”, agregó Sierra.

Entre los mecanismos mencionados (fondos de inversión) sobresalen ejemplos como: Velum Ventures, Capitalia, Promotora de Proyectos, FCP de Innovación (Fondo de EPM), Invictum Capital, Astorga, entre otros

Asimismo, se viene trabajando con la banca tradicional para crear líneas de crédito que se otorguen a las empresas, pero no por su capacidad de pago, sino por la fortaleza innovadora del proyecto. Un modelo totalmente distinto al que opera actualmente.

Se buscará que sean proyectos que agreguen valor y sean diferenciadores, y poco a poco se sumen más y sean motor de crecimiento para la economía local (ver Gráfico).

Balance del programa

Actualmente son 2.500 firmantes del Gran Pacto por la Innovación en Medellín y el área metropolitana. Pero la tarea continúa, para que más organizaciones se sumen, independiente del sector productivo al que pertenezcan.

Ya se trabaja con gremios como la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), las cámaras de comercio y se proyecta que a mediano plazo también el trabajo llegue a otros municipios de Antioquia, fortaleciendo la innovación abierta (relación entre empresas y emprendimientos).

Finalmente, hay un tercer ítem de trabajo y es el relacionado con el talento humano, porque si no es competitivo se debe formar o traer, en un entorno que brinda oportunidades a programadores de sistemas básicos. Pero, es difícil encontrar desarrolladores full stack developers (saben de big data, programan, manejan inteligencia artificial, entre otros). Ahí hay una gran tarea.

Extraído de: http://www.elcolombiano.com/negocios/medellin-apunta-a-subir-en-innovacion-KE7776158