Revelan mapa que enciende alarmas sobre el daño ambiental en el país

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) lanzó este martes el nuevo Mapa de Ecosistemas Continentales, Costeros y Marinos de Colombia a escala 1:100.000, que deja ver cómo se han transformado en menos de dos años aproximadamente 1’500.000 hectáreas de ecosistemas naturales, siendo los bosques húmedos, las sabanas estacionales e inundables y las zonas pantanosas los más impactados.

El informe arrojó que el país tiene 91 ecosistemas, de los cuales 70 son naturales y 21, transformados. Los páramos fueron los únicos que no mostraron una degradación.

Si se compara este mapa con el anterior, del año 2015, se puede ver que el área transformada es de exactamente 1’462.839 hectáreas, lo que equivale al 1,86 por ciento del área total de Colombia. La región del Caribe tuvo el mayor porcentaje de transformación (con el 8,3 por ciento de su área), seguida de la región Andina (con el 2,67 por ciento).

Este mapa es el documento más detallado para saber el estado de salud en el que se encuentran nuestros ecosistemas, pues cruza datos de biomas y unidades bióticas, de ecosistemas marinos, de geopedología, del clima y de la cobertura boscosa de Colombia.

“Les estamos dando a todas las corporaciones autónomas regionales, a los ministerios, a Planeación Nacional y líderes políticos la información necesaria sobre nuestros ecosistemas; dónde están, cuántos tenemos, en qué estado de conservación se encuentran y cuáles son sus amenazas, que van desde la variabilidad climática hasta la ampliación de la frontera agropecuaria, los incendios de la cobertura vegetal, la tala indiscriminada y la minería ilegal”, advierte el director del Ideam, Omar Franco.

En cuanto a los departamentos a los que habría que ponerle la lupa, la mayor transformación de ecosistemas naturales se concentró en Caldas (con 14,54 por ciento), seguido de Cundinamarca (12,23 por ciento) y Santander (11,80 por ciento). De otro lado, los departamentos que evidenciaron alguna recuperación de sus ecosistemas naturales fueron Huila y Risaralda.

Franco advierte que estas cifras no están aisladas. Afecta también el hecho de que el 40 por ciento de los suelos de Colombia presentan algún grado de erosión, que el año pasado arrasamos con 178.597 hectáreas de bosque, que cerca de 12 millones de personas están en peligro por amenaza de inundación y que todos los municipios tienen algún riesgo por cambio climático.

Por ejemplo, se identificaron 27’086.352 hectáreas de ecosistemas naturales ubicadas en municipios con riesgo Muy Alto y Alto al cambio climático. De las cerca de 14 millones de hectáreas que están en los municipios con riesgo Muy Alto, el 80,7 por ciento corresponden al ecosistema bosque basal húmedo (aquellos localizados entre los 0 y 1.000 metros de altitud), que en total presentó una transformación de 456.000 hectáreas. El más amenazado.

En cuanto a las corporaciones autónomas, las que mostraron mayor transformación de área de ecosistemas naturales son Cornare (–19,78 por ciento), CAR (–18,53 por ciento), Corantioquia (–15,7 por ciento) y Corpocaldas (–14,5 por ciento). Mientras que Corpomojana, CAM y Carder fueron las que arrojaron los mejores resultados de recuperación.

Este documento es un esfuerzo entre el Ideam y otras instituciones como el Humboldt, el Sinchi, Parques Nacionales Naturales, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) y el Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico (Iiap) para encender las alertas sobre los puntos más críticos que necesitan intervención urgente, así como para identificar los cambios que van surgiendo con el paso del tiempo y fortalecer la capacidad de gestión de las instituciones públicas con incidencia nacional y regional.

Seguir leyendo: http://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/mapa-de-ecosistemas-continentales-costeros-y-marinos-de-colombia-por-el-ideam-149086