100 años generando emoción y alegría

“El Zacatín” fue concebido en un terreno de 16 hectáreas en el sector de la América, occidente de Medellín; así se llamó inicialmente la Fábrica de Licores y Alcoholes de Antioquia por medio de la Ordenanza 38 de 1919.

Inicialmente, El Zacatín, como era llamado desde sus inicios, era de algunos privados; después de la ordenanza; comienza a ser administrado por el departamento de Antioquia y cambia su nombre a Fábrica de Licores y Alcoholes de Antioquia que desde entonces se ha encargado de la producción y comercialización de licores.

En 1934 la Fábrica adquiere su primera destiladora, con una máquina desconocida por muchos colombianos a la época y que a pesar de ser antiquísima producía la nada despreciable cantidad de 2000 botellas diarias. Dos años más tarde, se modernizaron los equipos y para 1936 la Fábrica producía 6000 botellas al día; ya en 1947 la FLA producía 16.000 botellas por jornada, unas 1000 botellas por hora.

Para la década de los 40 y 50 la entidad crecía a una velocidad inconmensurable; sus productos como el Ron Medellín y el Aguardiente Antioqueño comenzaron a ser tan apetecidos que se a consolidaron como un identitario de la tradición y la cultura paisa; es así como en la FLA surge la necesidad de unas instalaciones más amplias.

El 1 de febrero de 1968 se emprende el proyecto de la nueva Fábrica sobre la Autopista Sur, la FLA que hoy todos conocemos. La construcción tardó 2 años.

La inauguración se realizó el 3 de abril de 1970, la nueva sede se plantó con edificios más grandes destinados al proceso de añejamiento, en total 106.000 metros cuadrados

En bloques separados funcionan los equipos de fermentación y laboratorio, en otro, las dependencias de la administración, el área restante está ocupada por talleres, garajes, sala de calderas, cancha de fútbol y recreación para los trabajadores de la empresa. Ésta revolución tecnológica para la FLA la puso a la vanguardia de la industria nacional, hoy produciendo por día 500.000 botellas unas 20.800 botellas por hora.

La Fábrica de Licores y Alcoholes de Antioquia se distingue por sus toneles hechos de roble americano e importados desde EEUU, donde su madera ha pasado por las 4 estaciones y le brinda las mejores propiedades y sabor a nuestros rones, eso generó la necesidad de nuevos productos en nuestro portafolio contando hoy con más de 10 clases de rones y 5 clases de aguardientes.

Éste auge ha hecho que hoy la FLA, sea líder en el mercado de los licores, convirtiéndose en una de las empresas más reconocidas y queridas en Colombia.